Usuaria del cepillo SonicScrubbers: “El cepillo es una caña”

Una usuaria del cepillo SonicScrubbers me escribió por WhatsApp: “El cepillo es una caña. En tan sólo dos minutos y sin esfuerzo con el <cabezal> cónico ha quedado genial. Así da gusto limpiar!!”

Lo que esta persona venía a resumir con sus palabras no es otra cosa que el resultado de varias cosas que hacen de este producto algo único:

  1. Un motor eléctrico que hace que el cabezal oscile unas 10.000 veces por minuto y limpies más fácil y rápido
  2. Cabezales construidos en un ángulo de 30º que permiten limpiar esos lugares difíciles de llegar
  3. La forma del cepillo, en este caso cónica, que permite limpiar superficies irregulares o que se encuentran en ángulos con respecto a otras.

La verdad es que el baño es un lugar ideal para usar el cepillo SonicScrubbers. La humedad y el calor de la ducha suelen crear condiciones óptimas para hongos y bacterias.

Tendencias mundiales en el cuidado del hogar y tu baño

Y en ese baño, alguien tiene que hacer la limpieza. En un sondeo internacional llevado a cabo recientemente por consultora Nielsen (Macrotendencias en la industria de productos de cuidado en el hogar), no resulta llamativo que “las mujeres aún hacen la mayoría del trabajo doméstico, aún cuando el número de mujeres que trabaja fuera del hogar continúa creciendo.” Lo que sí es más revelador es que, el 28% de los encuestados dice “que la limpieza del hogar es una tarea compartida entre las dos cabezas del hogar.” Además, indicó que el 17% de los hombres hacen la mayoría.

Y porqué cito este estudio, se preguntarán. Por un lado, porque hay novedades que te ayudan a dedicar tu tiempo a más cosas. Por otro, porque te será más fácil que ayude en las tareas de limpieza con un cepillo como SonicScrubbers que si tiene que tirar del viejo cepillo de dientes para limpiar el baño. Ya sabes lo que les gustan los gadgets.

Tu también puedes decir “el cepillo es una caña”. Anímate y pásate a la limpieza fácil y rápida 😉

Esta fue la foto que me envió de como se veía antes y después.

¡El cepillo es una caña!
Así da gusto limpiar

Comparte esto en: